El fin de los tiempos en el islam

Introducción

El Fin de los Tiempos posee varios sinónimos en el lenguaje del Islam: Día del Juicio Final, Día de la Verdad, Día de la Reunión, Día de la Decisión y también, como es frecuentemente citado, La Hora.

Desde la visión islámica, el tema tiene algunas particularidades: en primera instancia la única entidad capaz de conocer pasado, presente y futuro es el Creador, lo que Él ha revelado a través de los libros sagrados y lo que ha revelado o inspirado a sus profetas, sin otro tipo de intermediarios. Por lo tanto todas las fuentes proféticas, en el sentido de profecía, y provenientes del Islam, van a tener su origen en El Corán, y en las palabras en particular del Profeta Muhammad.
 

Pero a pesar de esto, en la revelación coránica, así como también en los dichos proféticos, encontramos determinadas características que nos orientan en cuanto a la proximidad del suceso. A estas características las denominaremos signos. Los intérpretes clásicos de la tradición islámica coinciden en clasificar estos signos en dos grupos: signos mayores y signos menores de La Hora

 

Los signos menores de La Hora

Dice Anas Ibn Malik: “Os contaré algo que escuche del Mensajero de Dios, y que nadie os contará después de mi. Lo escuche decir: “Entre los signos de La Hora estará la desaparición del conocimiento y el incremento de la ignorancia. Prevalecerá el adulterio y el consumo de vino será corriente y abundante. El número de hombres decrecerá hasta que haya cincuenta mujeres por cada uno”.

Resultado de imagen de la hora en el islam

A través de Hudayfa nos llega esta otra narración: El Profeta dijo que el Islam se gastará como se gasta un prenda de vestir, hasta que no haya nadie que sepa que es el ayuno, la oración las prácticas y la caridad. El Corán desaparecerá en una noche, y ninguno de sus versículos quedará sobre la tierra.

La falta de conocimiento, en virtud del abandono de Dios durante los últimos días, hará permanecer al género humano en el desvío, incrementándose su ignorancia hasta el último día, tal cual sentencia el dicho profético: “La Hora no llegará mientras haya alguien que diga: Dios, Dios…”

Resultado de imagen de la hora en el islam

Cuenta Alí Ibn Abi Talib que escuchó al Profeta decir: «Si mi comunidad adquiere quince hábitos le acontecerán tormentos». Alguien preguntó: ¿Cuáles son esos hábitos Mensajero de Dios? Y respondió:

«Cuando todas las ganancias sean repartidas entre los ricos, sin beneficio alguno para los pobres; cuando la confianza se vuelva un medio para obtener ganancias; cuando la caridad se transforme en una carga; cuando un hombre obedezca a su esposa y desobedezca a su madre, y trate a su amigo en forma cariñosa mientras que rechaza a su padre; cuando las voces sean alzadas como gritos en las mezquitas; cuando el líder de la gente sea el peor de ellos; cuando la gente trate a un hombre con respeto por temor a las maldades que este le pueda ocasionar; cuando el vino sea bebido en exceso; cuando los hombres usen seda; cuando las cantantes y los instrumentos musicales sean por demás populares; cuando los últimos de esta comunidad maldigan a los primeros, entonces les espera un viento rojo, o que se los trague la tierra o que sean transformados en animales».


Los grandes signos de La Hora

El Imam Al-Mahdi

El Mahdi es una de las señales de La Hora y a la vez representa la llegada de la justicia y la verdad a la Tierra. En las tradiciones islámicas tenemos gran cantidad de información acerca de su misión y sus virtudes.

Sabemos que su nombre es Muhammad y al respecto el Profeta dice lo siguiente: “Aunque al mundo le quedase solamente un día, Dios lo prolongaría para enviar a un hombre de mi familia, cuyo nombre será mi nombre y que llenará al mundo de justicia”. La aparición del Mahdi es un acontecimiento para toda la humanidad. También poseemos, a partir de otras tradiciones, características de sus rasgos físicos y connotaciones en cuanto a su conocimiento.



El Anticristo

En la tradición islámica la llegada del Mahdi, también indica la proximidad del advenimiento del Anticristo, el Daÿÿãl, el impostor. Es un símbolo de corrupción y maldad su llegada esta profetizada en la palabra de Muhammad.

El Anticristo aparecerá en el camino entre Siria e Irak y llevará sangre y fuego de izquierda a Derecha. Llegado el momento, manteneos firmes, siervos de Dios. Le preguntamos cuanto tiempo permanecería en la tierra y el contestó: cuarenta días. Uno de estos días será como un año, otro será como un mes, otro como una semana y el resto se contarán como los días normales. También le preguntamos con que rapidez recorrería la tierra, a lo que respondió: Como una nube empujada por el viento. Se acercará a unas gentes y les pedirá obediencia, y ellos le responderán y creerán en él. Mandará sobre el cielo y enviará lluvias a la gente. Mandará sobre la tierra y producirá pastos para ellos. Luego se acercará a otras gentes y les pedirá obediencia y ellos rechazarán su llamamiento y él les dará la espalda. Se verán afligidos por la sequía y el hambre. Pasará por lugares desiertos y exigirá que sean mostrados sus tesoros y sus tesoros le seguirán como un enjambre de abejas.

 

 

La llegada de Jesús


Luego de la llegada del Anticristo y entre los grandes signos de La Hora, tendrá lugar la segunda llegada de Jesús, el hijo de María. “Dios exaltado sea enviará a Jesús, El Mesías, que llegará cerca del minarete blanco al este de Damasco, llevando dos prendas de color azafrán y con las manos apoyadas en las alas de dos ángeles. Cuando agache la cabeza, gotas de agua que brillarán como la plata caerán de ella, y cuando la levante, gotas como perlas caerán de ellas. Los paganos que sean tocados por su aliento morirán, y su aliento llegará tan lejos como su mirada. Perseguirá al Anticristo y acabará con él en la Puerta de Lud.

Entonces el Mesías se acercará a las gentes que Dios ha protegido del Anticristo. Limpiará el polvo de sus rostros y les informará de su categoría en el Paraíso.

Otro de los grandes signos de La Hora será la liberación de Gog y Magog. Se trata de dos pueblos mencionados en el Corán quienes, tomarán a la humanidad por sorpresa.

Dios le informa a Jesús: “Hasta el instante en que sea abierta la barrera de Gog y Magog y se precipiten desde las colinas”.

Como vemos existen muchas similitudes entre el Islam y el Cristianismo en cuanto al tema del Fin de los Tiempos. Quizá el Islam lo describa de forma mas poética, y el Cristianismo de forma mas alegórica, mas simbólica, y por tanto mas compleja de explicar, aunque con mas riqueza de contenidos. En cualquier caso hay muchas mas similitudes que diferencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.