Determinismo, Predestinación y Fatalismo

Determinismo, Predestinación y Fatalismo

Determinismo, Predestinación y Fatalismo, unas palabras serias y preocupantes, que deberían hacernos reflexionar. Los jóvenes no se preocupan por esto, porque no han vivido lo suficiente como para que les alcance en toda su intensidad la maldición y el inmenso peligro para nuestro destino y nuestras vidas que esconden esas palabras: Determinismo, Predestinación y Fatalismo.

Es un gran dilema filosófico ¿verdad?. ¿Existe el libre albedrío o no?. ¿Nuestras vidas están determinadas ?. ¿Existe el destino?. ¿Podemos esquivarlo?. ¿Podemos modificarlo?. A veces pensamos que el libre albedrío existe en apariencia. Creemos que somos los dueños de nuestras vidas.

Creemos que podemos tomar decisiones libremente y que nos conducimos por la vida con arreglo a nuestro criterio, que además consideramos que es el mejor de los posibles. Pero a veces también tenemos la sospecha de que que es solo apariencia. Parece que tenemos libre albedrío, pero en el fondo sabemos que no es así.

Cuántas veces me he sorprendido divagando y teorizando sobre este problema sin llegar a una conclusión clara. Es un problema complejo y difícil, y probablemente escape a las capacidades del hombre el poder resolverlo. De hecho ya lo han intentado muchos filósofos y pensadores en la antigüedad. Laplace era determinista. El cálculo de probabilidades salió de divagaciones de este tipo.

Los libros de autoayuda

Os voy a contar lo que pienso de los libros de autoayuda. La mayoría de ellos son verdadera basura moral e intelectual. Por decirlo de un modo esquemático, todos los libros de autoayuda responden al siguiente patrón:

  1. Alabanzas al ayudado. Se le dice al lector: Pero hombre!, si tu eres una persona de unas potencialidades innatas fuera de lo común. Si tienes dentro de ti el germen para ser lo que quieras, para escalar las mas altas metas. No hay nada por difícil o lejano que parezca que no puedas conseguir y alcanzar
  2. Perplejidad ante la impotencia e incapacidad de tener éxito del ayudado. No entiendo por qué te ocurren las cosas que te ocurren, Con lo listo que eres y esa chispa natural que tienes, esa gracia innata,…no comprendo por qué no has dado ya el salto.
  3. Se insulta al ayudado llamándole vago. Mira he pensado mucho y sólo puede haber una razón por la cual tú que lo tienes todo para triunfar, eres un completo fracasado. Y esa razón no es otra que eres un vago, un perezoso, un holgazán. No te gusta trabajar. Estás dilapidando tus potencialidades y perdiendo el tiempo.
  4. Conclusión: Mi método (se cual sea éste) para llevarte al éxito es infalible, hasta un tonto podría ser millonario, pero contigo no funciona porque eres un vago integral. Levántate de la silla y ponte a trabajar.

Básicamente, el discurso intelectual de todos los libros de autoayuda es el que acabo de sintetizar. También es una grave acusación moral. Podemos observarlo en muchos títulos. Los autores ofrecen fórmulas mágicas para: hacerse millonario en 15 días, ser irresistible a las mujeres, imbatible en los negocios…y así con cualquier cosa que deseemos.

¿La condición?. Hay que tomárselo en serio, levantarse muy pronto, ser autodisciplinado, comer poco, hacer deporte, estar informado, pensar continuamente en nuestro problema y trabajar 14 horas diarias.

Como si no supiéramos que si hacemos todo eso pocas cosas se nos resistirán. En fin, alguien tenía que decirlo.

Y ahora viene la gran cuestión. ¿Son iguales todos los libros de autoayuda?. ¿Existe alguna excepción que escape al patrón que acabo de describir?.

Pues la respuesta es afirmativa. Hace mas de 10 años encontré un libro de autoayuda que no se adapta a este esquema. No voy a decir cuál es de momento, por varias razones. Una. Voy a exponer aquí algunas ideas que he extraído del libro y no quiero contaminar la mente del lector con ideas preconcebidas.

Dos. No es realmente un libro, sino que son varios. Los buenos son los dos primeros, el resto ya tienen menos interés. Las ideas brillantes están en esos dos primeros tomos.

 

La predestinación

Una acotación mas para irnos situando ante le problema. Todo el mundo piensa que la religión cristiana permite el libre albedrío, porque de otro modo sería imposible la libre elección entre el pecado y la virtud.

Efectivamente el alma humana posee libertad de acción. Si el hombre no es libre, si no es responsable de sus actos, no hay virtud ni vicio. Entonces el asesino no es mas culpable que su víctima. No hay conciencia, pues ella no tiene el derecho de imponer el bien y prohibir el mal si no existen. El remordimiento es un absurdo.

Todos los pueblos han establecido leyes: ¿con qué utilidad si el hombre no es libre?. No se dictan leyes a una máquina que ejerce mecánicamente sus funciones. No hay justicia porque los jueces no podrían condenar a un criminal que no es responsable de sus actos.

Los fatalistas y los positivistas son los que niegan la libertad del alma humana. Los fatalistas atribuían a una divinidad ciega, llamada hado (en latín fatum), todas las acciones del hombre. Hoy día los musulmanes dicen: Estaba escrito, es decir, todo lo que acontece, debe necesariamente acontecer.

Metodología para alterar nuestro destino

Bueno, con estos preámbulos ya mas o menos sabéis a donde quiero ir a parar. Por una parte, yo creo en el libre albedrío. Como he explicado mas arriba, hay razones poderosas para creer en el libre albedrío.

Una buena amiga, sin embargo cree en una especie de determinismo parcial. Ella dice que tenemos libre albedrío, pero que nuestro destino está escrito para los temas importantes: tener pareja, la carrera profesional, a propia muerte…

Cuando oí esa explicación, me pareció algo artificiosa. Una especie de ideica sin mayor justificación, tan válida o errónea como otra cualquiera que me pudiera inventar.

Pero reflexionando sobre esa idea, he llegado a la conclusión de que no está desencaminada. A mi me ocurre. No exactamente como dice ella, pero si que hay unos patrones por así llamarlos que se producen a lo largo de mi vida y que se van repitiendo con …¿fatalidad?.

Voy a poner un ejemplo concreto de mí mismo. Mi evolución a lo largo de la vida es ascendente. En un momento dado, doy una especie de salto y me sitúo en un nivel superior en muchos aspectos, al que tenía antes. Nunca voy hacia atrás ni retrocedo (afortunadamente).

Pero, invariablemente ocurre lo siguiente: Una vez alcanzado ese nivel superior, me quedo estancado un largo período de tiempo. Ni retrocedo ni avanzo. Y a veces pasa tanto tiempo en esa situación, que me da la sensación de que he fracaso porque soy incapaz de dar un nuevo salto, de avanzar una vez mas.

Finalmente, un buen día viene la ocasión, una oportunidad y se produce el salto y vuelta empezar con un nuevo ciclo de estancamiento. Este tipo de patrones que predestinan mi vida no son los únicos que me ocurren, Hay algunos mas. Ciertamente me molestan porque veo que son…eso, una especie de fatalidad no deseada, aunque como los conozco, sé como gestionarlos.

Bien. Y , ¿a donde nos lleva todo esto?. Me gustaría encontrar una metodología, o al menos unas ideas básicas de cómo modificar el destino personal siquiera en base a estas pequeñas fatalidades que acabo de explicar.

He encontrado algo parecido a una metodología para realizar esto, que ahora explicaré. Yo no lo calificaría de metodología, pues no está claro que si lo aplico vaya a conseguir los resultados que espero, pero al menos si son unas ideas prácticas que tienen buena base teórica.

Espacio de las variantes

Lo que viene a continuación son una serie de ideas y conceptos en los que está basada esta metodología para intentar esquivar nuestro propio destino.

En términos generales, los datos de todos los puntos de movimiento posibles de la materia se guardan en algún campo de información al que llamaremos espacio de las variantes. Este espacio contiene la información sobre todo lo que hubo, hay y habrá.

cualquier teoría representa sólo un aspecto de la manifestación de la realidad polifacética.

tu elección siempre se realiza. Lo que eliges es lo que obtienes

El carácter multivariante es la principal y fundamental propiedad de nuestro universo.

la realidad posee una infinita variedad de las formas de manifestación.

Lo importante es sólo que el espacio de las variantes sirve de patrón, de sistema de coordenadas de cualquier movimiento de la materia en el espacio-tiempo. una variante está compuesta del escenario y los decorados. El destino del hombre también está representado por multitud de variantes. La realidad se revela en toda su diversidad precisamente por eso: porque la cantidad de las variantes es infinita.

la emisión de energía mental materializa la variante potencial. los pensamientos ejercen una gran influencia sobre el destino de hombre, al igual que su propio modo de actuar. 

la actitud positiva cambiará tu vida para bien, de un modo más natural. El hombre obtiene lo que elige. 

La emisión de energía mental materializa una variante potencialmente posible. Cada organismo aporta su contribución a la formación de la realización material. Cuando cambian los parámetros de emisión, se realiza una transición a la otra línea.

Tú no puedes cambiar el escenario, pero, sí eres capaz de elegir otro. No hay que luchar por la felicidad; se puede, simplemente, elegir una variante a tu gusto.

Todo esto puede parecer críptico, pero tiene su justificación. El espacio de las variantes tiene una base científica. En mecánica teórica se estudian dos tipos de formalismos: el formalismo lagrangiano y el hamiltoniano. Ambos formalismos definen dos espacios: en el lagrangiano tenemos que las trayectorias son soluciones a la ecuación de Euler-Lagrange.

Dichas trayectorias se materializan en el llamado espacio de configuración. Cámbiese espacio de configuración por espacio de las variantes, trayectoria por variante y ya tenemos una buena aproximación.

En el formalismo hamiltoniano, el problema mecánico se plantea cambiando un poco las definiciones en la ecuación de Euler-Lagrange, pero el resultado es muy similar. Las soluciones al problema mecánico son trayectorias en un cierto espacio llamado espacio de fases.

En el sistema para alterar nuestro destino propuesto, partimos del espacio de las variantes, que puede asimilarse perfectamente a estos espacios matemáticos. Además la analogía es muy buena porque alguien podría argumentar que donde están todas las variantes del espacio de variantes en esos espacios de fases y de configuraciones.

Esas trayectorias mecánicas salen de resolver un sistema de ecuaciones diferenciales, que llevan una serie de constantes asociadas. Esas constantes se calculan con las condiciones de contorno del problema. Es decir, no tendríamos una variante sino una infinidad de ellas.

El método lo que dice es que el destino de nuestra vida está abierto en una infinidad de variantes opcionales y a lo largo del tiempo es una de ellas la que se materializa. Esa opción o variante concreta puede ser buena o mala para nosotros. Obviamente querríamos escoger la mejor de todas, o al menos no caer en una de las malas.

El método también dice, que en teoría es posible escoger cual de las variantes que se presentan es la que queremos que suceda. Y da para ello una primera aproximación. Hay que utilizar el pensamiento positivo y la visualización de ese escenario final en el que deseamos estar.

Esto puede parecer una tontería y algo sin duda ya muy añejo y muy visto en miles de libros de autoayuda. He pensado en ello mucho, y le he dado muchas vueltas. Y la conclusión a la que he llegado es la siguiente.

Si bien el pensamiento positivo y la visualización no son determinantes en nada (a priori) si que son condiciones necesarias para que se solucionen nuestros problemas. Dicho de otro modo, el negativismo, el pesimismo, el ver el vaso medio vacío no nos ayuda en absoluto con nuestros problemas. Tengo la experiencia además de que visualizarse a uno mismo en la situación benefactora que se desea alcanzar es condición necesaria (pero no suficiente) para lograr la meta propuesta.

Péndulos

Ahora vamos a ver los obstáculos que se interponen en nuestro método para cambiar el destino. Son los llamados péndulos. Los definiremos como una especie de secuestradores de energía, como unos sumideros donde nuestro destino se atasca y veremos que no es fácil lidiar con ellos. Son poderosos y muchas veces no existe un método para destruirlo. En la mayoría de los casos simplemente hay que ignorarlos.

Los grupos de personas cuyos pensamientos se orientan en la misma dirección, crean las estructuras de información energética: los péndulos. Estas estructuras empiezan a desarrollarse independientemente y someten a las personas a sus leyes. Las personas no se dan cuenta de que actúan involuntariamente en intereses de los péndulos.

  • El péndulo se crea con la energía de las personas cuyos pensamientos se encaminan en una dirección.
  • El péndulo es una estructura de información energética.
  • El péndulo fija la energía mental de un partidario en su frecuencia.
  • Entre los péndulos hay una batalla cruel por los partidarios.
  • El péndulo destructivo impone a los partidarios objetivos ajenos a ellos.
  • El péndulo juega con los sentimientos humanos, atrayéndolos a sus redes.
  • Si hay algo que no quieres activamente, lo tendrás.
  • Librarse del péndulo significa expulsarlo de tu vida.
  • Expulsarlo de tu vida no significa evitarlo, sino ignorarlo.
  • Para extinguir un péndulo es necesario romper el escenario del juego.
  • La visualización benéfica extingue suavemente al hombre-péndulo.
  • La energía de un péndulo extinguido se pasa a ti.
  • Los problemas se solucionan hundiendo o extinguiendo los péndulos que los crearon.
  • Para evitar el estado de suspenso, tienes que encontrar tu péndulo.
  • Tienes que crear la costumbre de recordar todo eso.

La ola de la suerte

«La rueda de la fortuna» o «el pájaro azul de la suerte» no son sólo metáforas abstractas. La ola de la suerte se forma a modo de una acumulación de líneas de la vida favorables para ti. En el espacio de las variantes hay de todo, incluso tales filones de oro.

La ola de la suerte te traslada a las líneas felices de la vida. Al igual que el péndulo, la ola no se preocupa por tu destino, pero tampoco necesita tu energía. Si quieres, túmbate encima de ella y empieza a nadar; si no quieres, ella te pasará por alto sin compasión. La ola de la suerte es una formación temporal, pero no se apodera de la energía ajena, por lo que al fin se extingue como las olas marinas que se rompen contra la orilla.

La ola de la suerte puede darse a conocer bajo la forma de buenas noticias. Te trae información desde otras líneas de la vida.

Estas repercusiones en la línea actual se interpretan como buenas novedades. Y lo que tienes que hacer es aferrarte a este extremo de cuerdita e izarte hacia las líneas de donde provienen las noticias buenas.

Es sólo cuestión de elección: si la admites en tu vida, estará contigo; si te dejas influir por el péndulo destructivo y te compenetras con su energía negativa, te alejarás de la ola de la suerte.

Dar rienda suelta al molino de pensamientos negativos significa entrar en juego con el péndulo destructivo y emitir energía en la frecuencia de éste. Es una costumbre muy desventajosa. Te conviene reemplazarla por la otra costumbre: controlar tus pensamientos de modo consciente. Cada vez que tu mente no esté ocupada con algo en especial, por ejemplo, cuando estés en un trasporte público, de paseo o haciendo un trabajo que no requiera mayor atención, pon en marcha los pensamientos positivos. No pienses en lo que no pudiste conseguir; piensa en lo que quieres alcanzar y lo tendrás. Nuestros pensamientos siempre vuelven a nosotros como un bumerán.

  • La ola de la suerte es una acumulación de líneas favorables en el espacio de las variantes.
  • La cascada de fortunas sigue sólo en caso de que el primer éxito te haya causado buen humor y alegría.
  • Los péndulos destructivos te alejan de la ola de la suerte.
  • Al eliminar la dependencia de los péndulos obtienes la libertad de elegir.
  • Aceptando y trasmitiendo la energía negativa creas tu infierno. Aceptando y trasmitiendo la energía positiva creas tu paraíso.

Enlaces de Interés

Relación entre Satán y los extraterrestres. Un enfoque diferente (lacriptadejohndee.es)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.